Martes 10 Diciembre 2019

Mi Camita - Libro Infantil Recomendado del Mes

PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA CONOCER MÁS DETALLES:

Características de los libros infantiles en función de la edad.

 

La lectura en Niños de 1 y 2 años.

Grandes imágenes, fichas sin texto, con gran colorido. Habitualmente se trata de fichas que reflejan o representan temas concretos, para que el niño vaya aprendiendo y asociando. Por ejemplo, láminas con animales, con colores, con diversas formas geométricas, etc.

La lectura en Niños de 3 y 4 años.

A los niños de 3 años les encantan las repeticiones y también las situaciones graciosas. Con letras grandes y palabras sencillas, los libros para niños de 3 años normalmente les son leídos a los niños, pero las historias y las situaciones deben ser sencillas.

También son muy adecuados los poemas breves con gran cantidad de rimas.

Es importante estimular al niño e ir mostrándole palabras para que vaya poco a poco accediendo por sí mismo al mundo de la lectura.

En general ocurre con todas las edades. Pero a esta edad, cuando les gusta un libro, solicitan que les vuelva a ser leído una y otra vez.

La lectura en Niños de 5 y 6 años.

A partir de los 5 años las situaciones se pueden volver un poco más complejas. Muchos niños a esta edad ya tienen un sentido del humor muy desarrollado y les encantan los libros que proponen situaciones graciosas, con las que literalmente se parten de risa.

El niño normalmente ya está escolarizado y va comprendiendo por sí mismo palabras y textos sencillos.

Las ilustraciones pueden ser ya menos simples que en las etapas anteriores, aunque es importante que exista gran relación entre el texto y lo que se muestra, o probablemente el cuento no interesará al niño.

La lectura en Niños de 7 años

A partir de los 7 años, e incluso un poco antes, muchos niños ya son autosuficientes. Por supuesto, les sigue encantando y de hecho es muy recomendable que su padre o su madre o alguien cercano les sigan contando los cuentos.

Aquí ya los cuentos infantiles adquieren un grado de complejidad más elevado, siempre pensando que no se debe liar al niño con infinidad de personajes ni con complicados saltos espaciotemporales, pues al fin y al cabo se trata de historias para niños que siguen siendo pequeños, pero que ya pueden leer ellos mismos.

Las ilustraciones también pueden contener detalles y juegos ocultos, guiños al lector, que sentirá un gran placer al descubrirlos.

A estas edades los niños ya se toman los contenidos de los libros muy en serio, se identifican enormemente con los personajes y sienten como propias las situaciones injustas, por lo que debemos estar siempre muy atentos para darles todas las explicaciones que nos puedan pedir.

La lectura en Niños Desde los 8 y 9 años

Normalmente los libros adquieren una mayor cantidad de texto, que va aumentando según la edad. Ya son admisibles las novelas cortas infantiles. Muchas de estas publicaciones tienen un dibujo cada varias páginas, o incluso ya carecen por completo de ellos.